Me gustaría que por una vez en mi vida aparezca una persona que no me deje, que no me juzgue, que me apoye, que me ayude a salir del hoyo en el que la vida me metió  que me acompañe en mi camino y que me guíe para no volver a tomar la dirección equivocada, quiero que esa persona aparezca, que aparezca ¡YA! ¡QUE ME SALVE! porque yo, yo ya no puedo hacer nada por mi…